¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (2022)

Skip to contentSkip to main menu

Home Modulos Módulo I ¿Qué es la incidencia política?

¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (1)

¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (2)

¿Qué es la incidencia política?

En la práctica de la participación ciudadana, nos encontramos con que las instituciones del Estado son tan débiles o tan comprometidas con grupos económicos influyentes, que, aunque nuestras propuestas sobre establecimiento o reformas a políticas públicas, legislaciones, programas o proyectos, sean justas y necesaria, no son capaces de darnos respuestas favorables o no tienen la voluntad para aceptarlas porque consideran que las iniciativas son de su potestad y conveniencia.

Esta situación se vive no solo a nivel nacional, sino también en los ámbitos regionales y municipales.

Ante estas circunstancias, la ciudadanía y sus organizaciones se ven en la necesidad de realizar procesos de convencimiento y hasta de exigencia para influenciar sobre tomadores de decisiones a fin de lograr la aceptación de sus propuestas.

Para conseguir la voluntad política favorable para las propuestas, la ciudadanía tiene que realizar acciones debidamente planificadas que aseguren influenciar efectivamente a los tomadores de decisiones. Estas acciones incluyen muchas veces, la sensibilización a la población en general para crear opinión pública favorable a las propuestas de políticas públicas.

Una definición de Incidencia Política es la siguiente:

Es la acción, debidamente planificada, de la sociedad civil organizada para lograr establecer, reformar y/o implementar políticas públicas, legislaciones y programas dirigidos a solucionar problemas sociales que afectan a sectores poblacionales vulnerables o en riesgo de no acceder o perder derechos.

Un primer paso, para hacer Incidencia Política, se tiene que contar con la propuesta que se desea presentar para que los tomadores de decisiones la asuman, apropien, aprueben e implementen.

Las propuestas de incidencia parten de un problema sentido por un colectivo social y que este considere que solo es solucionable por la intervención del Estado, del gobierno o de la corporación municipal.

Al analizar el problema se identifican sus causas, efectos y las soluciones posibles, lo que lleva a preguntar: ¿Qué queremos? La respuesta a esta interrogante constituye la propuesta.

Por ejemplo: si el principal problema de una comunidad es que se pretende otorgar una concesión de extracción minera en una montaña que es la base para la producción de agua, que además este tipo de industria demanda agua, contamina y destruye el ambiente. Entonces se analizan todos los factores, sus ventajas y desventajas, los problemas que pueden causarse, se investiga o conoce experiencias de otras comunidades con problemas similares. Seguramente ase llegará a la conclusión que la única manera de evitar esa concesión sea solicitar a la Corporación Municipal que se declare “Municipio libre de Minería”.

Una declaratoria de esa naturaleza no se conseguí fácilmente, pues hay muchos intereses en juego, desde la propia corporación que supone recibir mayores ingresos por impuestos, hasta muchos/as pobladores/as que creen en la posibilidad de conseguir empleo en la minería, o dueños de transporte que ven la oportunidad de contratos por acarreo de material metálico y directores de educación emocionados por las promesas mineras de mejorarles los centros escolares.

Por eso la propuesta debe ser muy bien argumentada, señalando los aspectos sociales, jurídicos, ambientales y económicos que se afectan, los elementos de derechos humanos y territoriales que se ven en riesgo. Es decir, todos los aspectos que justifican la solicitud de la declaratoria. Debe recordase que si los y las miembros del colectivo u organización participan en la formulación de la propuesta, todos/as la conocen y se motivan para incidir para su consecución.

Una vez que se tiene la propuesta, el colectivo social que la ha formulado, inicia el proceso de planificación para la incidencia.

El segundo paso, es realizar un mapeo de poder. Esto es identificar todos los actores y sectores sociales que pueden intervenir a favor o en contra de la propuesta. Sobre todo debe responder la pregunta ¿Quién tiene el poder de decisión sobre la propuesta?

¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (4)La experiencia nos dice que siempre hay alguien que tiene el poder real para tomar las decisiones, ya sea por sus capacidades o por su liderazgo. En el ejemplo anterior tendríamos que preguntarnos ¿Quién tiene la potestad y capacidad de promover un cabildo abierto para discutir un tema tan controversial como la explotación minera?, ¿Un regidor o una regidora? ¿El alcalde o la alcaldesa? ¿Un influyente funcionario o funcionaria de la alcaldía? ¿Un o una influyente empresario/a o político/a local?

El mapeo de poder nos permite contestar esas preguntas, pero también identificar a quienes deben dirigirse las acciones de incidencia (Blancos), quienes pueden apoyar la propuesta (Aliados), quienes estarán en contra (Opositores) y de quienes no sabemos si estarán en contra o a favor (Indecisos). Así como saber que tan influyentes son ante los tomadores de decisiones.

Antes de cualquier otra acción, el tercer paso debe ser analizar el colectivo que pretende impulsar la propuesta: ¿Qué fortalezas tiene? ¿Qué debilidades? ¿Cuál es su capacidad de relacionamiento con los diferentes actores, tanto locales como nacionales? ¿Qué nivel de influencia tiene ante los tomadores de decisiones? ¿Cuánto dispone en recursos económicos y humanos? ¿Qué amenazas o situaciones externas le afectan? ¿Qué oportunidades reales tiene para impulsar la propuesta? ¿Qué capacidades para buscar consensos y apoyos? Prácticamente se trata de hacer un diagnóstico de la organización y así, poder establecer que hacer para superar las debilidades, mantener las fortalezas, aprovechar las oportunidades y enfrentar exitosamente las amenazas.

Un cuarto paso es el cabildeo, es decir iniciar reuniones con aliados para dar a conocer la propuesta y obtener su apoyo, reuniones con tomadores decisiones haciéndoles ver nuestras intenciones y objetivos y tener una primera reacción de su parte. Con el cabildeo se pueden conseguir buenas voluntades y hasta atención inmediata. Pero en temas controversiales, como el ejemplo de la minería, lo más probable que se encuentren reacciones adversas. En todo caso, el cabildeo, una vez iniciado, se mantiene durante el proceso de incidencia hasta lograr el objetivo o fracasar.

El quinto paso, que puede hacerse al mismo tiempo del cabildeo, es la sensibilización. Es la etapa de presentar la propuesta públicamente mediante foros, conferencias de prensa, capacitaciones, difusión de videos, de anuncios en la radio, participación en debates televisivos, radiofónicos o en vivo. Todo lo que se tenga al alcance. Prácticamente requiere de planificación específica. La idea es atraer opinión favorable de la población en general y hacer sentir a opositores y tomadores de decisiones que la propuesta es apoyada por la mayoría y que deben actuar en conformidad con la demanda generalizada.

Por último, un sexto paso, es la negociación, se trata ya de las reuniones con tomadores de decisiones para establecer en qué términos quedará la propuesta, como y cuando se aprobará. Seguramente habrá aspectos de la propuesta que no serán aceptados y otros reducidos, pero por eso se da la negociación que es un tira y encoge de acuerdos. En el ejemplo de la minería, seguramente las negociaciones culminarían estableciendo los términos de la declaratoria, la fecha y forma de convocatoria a un cabildo abierto para aprobarla o improbarla, la agenda que contendría el cabildo y el contenido del punto de acta en que se apruebe.

Para que la sensibilización y negociación sean exitosos, el colectivo u organización que promueve el proceso de incidencia, debe contar con voceros o voceras que lleven la presentación de la propuesta, difundan los mensajes

específicos y congruentes que asegure claridad en lo que se desea y se propone.

El ordenamiento en tiempo, costos, recursos y actividades específicas de los pasos anteriores, es lo que se denomina Plan de Incidencia Política.

Ahora bien, por ser un plan también debe tener mecanismos de evaluación, es decir de examinar detenidamente como se avanza o como se retrocede en el proceso de incidencia. Los momentos de evaluar se deben prever en el cumplimiento de cada paso y actividades. Por ejemplo, después de los foros examina sí estuvo bien, si los/as asistentes comprendieron y se apropiaron de la propuesta, cuál fue su reacción. O después de comparecencias publicas preguntarse si se habló claramente. También revisar si el plan se está ejecutando en los tiempos y formas previstos y de acuerdo a los costos estimados.

Otro elemento a considerar, es que no necesariamente, a pesar de tener una buena propuesta adecuadamente formulada y justificada, de realizar excelentes acciones de sensibilización, se consiga la aprobación de la propuesta. Por ello, especialmente si se cuenta con apoyo social fuerte y aliados muy comprometidos, deben preverse en el plan acciones de presión social para forzar la toma de decisión favorable.

¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (5)

¿Qué es la incidencia política? – RUTA-SAN (6)

Las siguientes son recomendaciones, básicas pero importantes cuando se hace incidencia política:

  • La propuesta por la que se hace incidencia política debe responder a los intereses de la ciudadanía. Sin el apoyo de la mayoría no hay proceso de incidencia exitoso.
  • Por lo anterior, debe priorizarse la sensibilización y organización de la ciudadanía alrededor de la propuesta que se pretende aprobar e implementar.
  • Estudiar detenidamente el contexto y la realidad del problema que se trata solucionar con la propuesta. Esto permite argumentarla y justificarla acertadamente.
  • Identificar con claridad quienes son aliados y oponentes a la propuesta.
  • Definir con precisión quien tiene el poder de decisión sobre la propuesta
  • Independientemente de los recursos que dispongamos, o limitaciones locales, debe realizarse una buena campaña de medios con lo que se tenga a disposición; mensajes radiales, televisivos, redes sociales, pega de afiches, pegatinas, boletines, folletos, cartillas, lo que se pueda para asegurar la debida difusión de la propuesta y los mensajes claves de la sensibilización.
  • Conformar un equipo de personas comprometidas para que dirijan y coordinen el proceso de incidencia y sirvan, si así conviene, como voceros/as y negociadores/as. Preferiblemente con habilidades y experiencia en cabildeo y negociación.
  • Todas las acciones deben ser debidamente planificadas para poder establecerles objetivos específicos y mecanismos de evaluación.
  • Evitar controversias o peleas con los aliados. Recordar que los opositores siempre trataran de dividir. La unidad social es la base del éxito en la incidencia política.
  • Los mensajes que difundan la propuesta deben ser claros, precisos, concretos, basados en los argumentos y justificaciones. Un mensaje que entrañe mentira o datos no comprobados, puede hacer fracasar una propuesta.

Al realizar reuniones, con cualquiera de los actores, durante las actividades de cabildeo, se debe tomar nota de los acuerdos, incluso firmarlos para constancia y memoria histórica del proceso.

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Geoffrey Lueilwitz

Last Updated: 10/16/2022

Views: 6483

Rating: 5 / 5 (80 voted)

Reviews: 95% of readers found this page helpful

Author information

Name: Geoffrey Lueilwitz

Birthday: 1997-03-23

Address: 74183 Thomas Course, Port Micheal, OK 55446-1529

Phone: +13408645881558

Job: Global Representative

Hobby: Sailing, Vehicle restoration, Rowing, Ghost hunting, Scrapbooking, Rugby, Board sports

Introduction: My name is Geoffrey Lueilwitz, I am a zealous, encouraging, sparkling, enchanting, graceful, faithful, nice person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.